Entre los viajeros y turistas, estamos todos de acuerdo en que uno de los atractivos y elementos fundamentales a la hora de viajar es conocer la gastronomía del lugar que vamos a visitar. A través de los platos típicos y los productos regionales se llegan a conocer gran parte de la tradición y la cultura de un pueblo.

Quienes visitan Barcelona, deberían saber que están frente a una ciudad gastronómicamente privilegiada. ¿Por qué? Por varios factores, pero principalmente su diversidad cultural y su ubicación, ya que posee gran variedad de productos de mar y de montaña, que permiten la elaboración de platos con vegetales e ingredientes de temporada de primera calidad.

Y no podemos hablar de Barcelona, sin hablar de las famosas tapas españolas. Y asimismo, no podemos hablar de tapas, sin mencionar la famosísima tortilla española (una de las tapas preferidas de los españoles y catalanes, junto con las patatas bravas y el pan con tomate). No hay dudas que la tortilla de patatas española es una de las tapas clásica y que nadie rechaza, venga del país que venga. Obviamente podrás encontrar desde en los bares más sencillos hasta en los restaurantes más sofisticados.

Su mención es obligatoria cuando hablamos de los platos típicos catalanes y es oficialmente apta para cualquier horario y paladar. Siempre bienvenida para todas las personas por su popularidad y su garantía de ser un plato a gusto del mundo entero.

Así que recuerda estas palabras al momento de comer un bocadillo a la pasada entre visitas turísticas a los barrios más conocidos de Barcelona.

La historia de la tortilla de patatas española

En documentos de las crónicas de Indias, que datan del año 1519 se deja constancia de que para esa época ya se conocía en Europa y América la tortilla de patatas.

Hay registros de que era vendida por los aztecas en los mercados de Tenochtitlán, cocidas y se llamaba pan de maíz a la tortilla de papas y huevo.

En Europa se llamó patatas a las papas que trajeron de América y que conocieron los españoles de la mano de los incas, lo que deriva en su nombre actual.

La receta de tortilla española

Los ingredientes de la tortilla española clásica, son la patata y el huevo. Preferentemente, debe quedar el centro a medio cuajar. Está es la típica tortilla española que podrás encontrar en todos los sitios gastronómicos de la bella ciudad de Barcelona.

Como parte del plato principal, para acompañar un aperitivo, entre las famosas tapas o pinchos, como parte de una picada o como entrante. Nunca falla y a todos nos gusta.

Variantes

Hay muchas creaciones en torno a este noble producto.

Si estás visitando Barcelona, te invitamos a pasar por nuestro local del Barrio Gótico Grill Room Bar Thonet en la calle dels Escudellers, 8.08002, Barcelona. Allí además de pasar un agradable momento degustando un surtido de embutidos de Maldonado imperdible, podrás probar la exquisita tortilla de patatas en la variante que prepara nuestro Chef Albert Ventura, quien la prepara con butifarras de perol.

Es realmente exquisita y muy característica de nuestra ciudad catalana. Por ende, si eres un foodie que está buscando desesperadamente los platos típicos y la mejor tortilla española de Barcelona, debes pasar por nuestras instalaciones para degustarla.

Si, por el contrario, están de paso por Madrid, las tortillas de Gabino son un referente y tienen una extensa variedad, entre la que se encuentra La tortilla de Betanzos (hecha con papa gallega cortada en finas lonjas y de consistencia más líquida es particular y sabrosa) y la tortilla paisana (que leva zanahorias, jamón o chorizos, guisantes y pimientos).

Entre otras variantes, podemos mencionar a la tortilla vaga, otra clase, diferente en su cocción, porque se cocina abierta solo de un lado y da origen a una tortilla cuajada de un solo lado, a la que se le añaden otros alimentos como jamón ibérico, trufas y setas.

Una historia personal

Y aqui, os dejo una experiencia personal.

Durante mi visita a la hermosa ciudad de Granada, luego de recorrer su catedral y la famosa Alhambra, quise comer en un bar algo al paso y me ofrecieron tortilla española.

Esperaba una tortilla con cebolla, pimientos rojos, patatas y huevo, pero finalmente era solo de patatas y huevos, cuajada en el centro y exquisita. Me aclararon que se preparaba con estos tres ingredientes solamente y que era un plato clásico de la zona, que en épocas de escasez de alimentos, los aldeanos cocinaban con los productos que tenían a la mano en ese entonces: las patatas y los huevos.

Obviamente, ésto era lo más abundante en el campo y por eso era así de sencilla. También hicieron hincapié en que debía realizarse cuajada en su centro y alta.

Conclusión

Si estás de visita en España, no puedes dejar de probar la tortilla española, en todas sus variantes, y, obviamente, si estás en Barcelona, visita nuestro restaurante y degusta nuestra tortilla española con butifarras de Perol.

Este artículo ha sido redactado por Mara Galetta, de The Oven Agency, agencia de community management en Barcelona, España